Destinos de Carretera Austral: Villa O'Higgins
Año a año llegan a la villa científicos, expedicionarios y aventureros que buscan los secretos de la Última Frontera de la Patagonia.
Redacción, Diario El Divisadero - 16-01-2018

En el corazón de los Andes Patagónicos, en el lugar denominado desembocadura del río Mayer, se levanta la pequeña localidad de Villa O'Higgins con 600 habitantes. Rodeada de lagos, ríos y montañas la Villa es puerta de entrada a un paraíso del trekking, cabalgatas, mountain bike, fly fishing, la aventura y el descanso.

Fue fundada en 1966, pero las particularidades topográficas e inclemencia climática condicionaron a la zona el carácter de frontera natural de la Patagonia.

Villa O'Higgins es conocido como el fin de la Carretera Austral y las puertas de entrada a los glaciares del todavía misterioso Campo de Hielo Patagónico Sur. Año a año llegan a la villa científicos, expedicionarios y aventureros que buscan los secretos de la Última Frontera de la Patagonia.

Desde Coyhaique, a Villa O'Higgins se llega por tierra por la Carretera Austral o por senderos cordilleranos en huellas aptas sólo para caballos y trekkers. También existe conexión aérea con Coyhaique y pasos fronterizos con Argentina). La Villa es el único núcleo urbano de la zona con 600 habitantes. Las localidades más cercanas son Caleta Tortel (500 habitantes) a 150 kilómetros, Cochrane (3 mil habitantes) a 230 kilómetros y El Chaltén, Argentina a 110 kilómetros, cruzando el lago O'Higgins y Laguna del Desierto. La ciudad más cercana es Coyhaique con 55.000 personas y localizada a 530 kilómetros de distancia.

Su lejanía de los grandes centros urbanos le mantiene ajeno a algunas comodidades, pero la vida compensa en tranquilidad y en la motivación de los emprendimientos familiares de sus habitantes en la ganadería, la explotación del bosque y por cierto en el turismo. La historia de la zona ha estado ligada a la colonización libre y a los asentamientos para consolidar la soberanía chilena en la zona .

El pueblo es una fantástica base para emprender diversas actividades turísticas en su entorno natural, como trekking, pesca deportiva, cabalgatas, expediciones, fotografía, observación de vegetación, animales y aves. La oferta de servicios en el pueblo es variada y en crecimiento, aunque todavía no puede decirse que la villa tenga todo lo que un viajero exigente pueda demandar.

No existen grandes centros turísticos, pero para alojarse existe una oferta diversificada que comprende lodge, hostales, cabañas equipadas y varios hospedajes familiares con muy buena atención. Para comer, además de los propios hospedajes existen alternativas de restaurantes. En comunicaciones hay telefonía celular (Entel) y conexión a internet. La villa no cuenta con bancos ni cajeros automáticos. Las tarjetas de crédito solo se aceptan en algunos lugares.

Más que una falencia del pueblo, el viajero reconoce en esta experiencia de su paso por Villa O’Higgins, el valor de lo humano y de lo simple que puede ser la vida, algo perdido en las localidades urbanas de la Patagonia. “Esto me recuerda Bariloche de hace 50 años. Es único”, comentaba un viajero alemán de paso por la Villa.

Otra de las características de Villa O'Higgins en verano es su ambiente marcadamente cosmopolita debido a que poco a poco se ha ido consolidando el paso fronterizo con El Chaltén, fantástica ruta de viajeros y aventureros que une la Carretera Austral con el Parque Nacional Los Glaciares y la Ruta 40, en Argentina. En lugares públicos, hostales y restaurantes es posible encontrar un crisol de nacionalidades.http://www.villaohiggins.com

Los Andes Patagónicos

Los Andes Patagónicos se caracterizan por amplias extensiones de glaciares conocidos como Hielos Patagónicos o denominados "Hielos Continentales" en Argentina o sencillamente "Campo de Hielo", en Chile. Son consideradas grandes reservas de agua para el planeta e importantes testigos del cambio climático mundial

Los Campos de Hielo son los mayores glaciares de latitudes medias del hemisferio sur, y uno de los mayores cuerpos de hielo del planeta fuera de las zonas polares.

El Campo de Hielo Norte (CHN), que incluye el conocido glaciar San Rafael y el monte San Valentín, tiene una superficie 4.200 km2 y se encuentra completamente en Chile.

El Campo de Hielo Sur (CHS) tiene un área de 13.000 km2, extendiéndose entre el glaciar Jorge Montt por el norte (cerca de la desembocadura del río Pascua ) y las Torres del Paine por el sur, con más de 80% perteneciente a Chile y el resto a Argentina.

Los Campos de Hielo Patagónicos reciben abundante precipitación (2 a 11 m equivalente en agua), con un pronunciado gradiente este-oeste que cambia de condiciones muy húmedas en los fiordos del Pacífico a condiciones seme-áridas el oriente de la cordillera andina.

Los glaciares descargan por el Oeste generalmente al océano Pacífico, siendo el San Rafael el glaciar que termina en el mar a la latitud más cercana al ecuador en el mundo (46.7º L.S.), que corresponde a la latitud de Zuricho Seattle en el Hemisferio Norte. Por el oriente los principales glaciares descargan a los grandes lagos pedemontanos (León, O’Higgins, Viedma, Argentino, Grey, etc.).

Los glaciares con frentes que descargan a cuerpos de agua son más sensibles frente a cambios climáticos que los glaciares que terminan en tierra, y una vez que retroceden y son forzados fuera de equilibrio, pueden sufrir grandes retrocesos que son controlados principalmente por la dinámica propia del glaciar y sus condiciones geométricas.

Los glaciares afluentes de los Campos de Hielo están entre los más rápidos del mundo, con velocidades de hasta 50 metros por día, descargando al agua gran cantidad de témpanos y también de sedimentos.

Fuente: http://www.villaohiggins.com

El Divisadero TV
Expo Tuning en Liceo República Argentina
Ver todos