Tortel: El bello pueblo de las pasarelas ubicado en la desembocadura del Baker
Recorre junto a nosotros los principales atractivos de una de las localidades más bellas de Chile.
Redacción, Diario El Divisadero - 27-01-2018

Caleta Tortel está considerado uno de los pueblos más bellos de todo Chile y le sobran los motivos. Sus pasarelas y casitas de madera y su entorno natural salvaje  hacen de este destino uno de los más codiciados de la Carretera Austral.

¿Dónde está Caleta Tortel?

Tortel se encuentra al sur de la Región de Aysén, muy cerca de la desembocadura del río más caudaloso de Chile: el Baker. La ubicación de Tortel, en un estuario entre los Campos de Hielo Norte y Sur, ha llevado a esta localidad a estar prácticamente incomunicada hasta hace pocos años. En estas latitudes la presencia humana es escasa y la naturaleza es de una exuberancia como en pocos lugares del mundo. En el pueblito sólo viven de forma permanente medio millar de personas

Qué hacer en Caleta Tortel y principales atractivos

Pasear por sus pasarelas: Tortel fue fundada oficialmente en 1955 como colonia para extraer la valiosa madera de ciprés de las Guaitecas. Las casas, como medida para evitar la humedad permanente del suelo, están levantadas con palafitos. Y aquí las calles son pasarelas (¡hay más de 10 kilómetros construidas!). Sin duda son una de las señas de identidad de Tortel que te dejarán impresionado/a.

Subir al mirador del Cerro Tortel:Desde el estacionamiento del pueblo se puede empezar una excursión por un sendero con tablas desde donde se puede contemplar toda la belleza natural circundante de la zona, incluyendo la desembocadura del Baker y el fiordo Mitchell.

Navegar hasta el Glaciar Jorge Montt: A unas 3 horas y media de navegación entre los fiordos de la zona se llega al glaciar más destacado del Campo de Hielo Sur, el Jorge Montt. Mucho más alejado y de forma ocasional, también se hacen navegaciones hasta el Glaciar Steffen, en el Campo de Hielo Norte.

Navegar hasta la Isla de los Muertos: El nombre ya da una pista bien clara de por qué es célebre esta isla misteriosa en la desembocadura del Baker. Por motivos no aclarados, en 1905 más de un centenar de obreros chilotes murieron en estas tierras y sus cuerpos fueron trasladados a esta isla donde aún hoy se pueden ver una gran cantidad de cruces.

Zona Típica

Fue oficialmente fundado el 25 de mayo de 1955, aunque ya existían pequeñas casas de colonos sobre roqueríos y vegetación indómita. Tales características geográficas obligaron a urbanizar y edificar el poblado bajo una estrategia muy singular. La estructura vial del pueblo se gestó en torno a una red de pasarelas ejecutadas íntegramente con madera de ciprés de las Guaitecas, especie forestal protegida. Si bien primeramente se utilizó el sistema chilote de veredas de madera cortada con hacha para pasar sobre mallines, barro y pantanos, por la humead del suelo y la lluvia constante, se requirió construir un nuevo sistema de circulación.

En cuanto a las casas, la mayoría son simples volúmenes con techos a dos aguas, construidas con vista al mar con estructuras de madera como ciprés, raulí o pino y no tienen más de 25 m².

Algunas, las más nuevas, tienen techos de zinc, siendo escasas las que cuentan con tejuelas.
Su morfología hace de Caleta Tortel un asentamiento completamente diferente a cualquier otro en el país. El año 2001 fue declarada Zona Típica el área conformada por la franja de 80 metros de la ensenada, los embarcaderos, las pasarelas, las casas y la vegetación del cerro, incluido éste como una península junto al delta del Río Baker.

Desde la apertura de un nuevo fragmento de la Carretera Austral el año 2002, el sector aumentó su población e infraestructura. Hoy es posible distinguir claramente dos zonas principales. Un sector con las casas más antiguas, escuela, biblioteca, la radio, iglesia católica y evangélica, almacenes, faro, plazas techadas y varios muelles. Y la otra zona más contemporánea que tiene un gimnasio, un segundo colegio, conjuntos habitacionales y el estacionamiento que conecta al caserío con la Carretera Austral. Todo este último equipamiento tuvo la aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales, para no alterar el paisaje, ni deteriorar el patrimonio que se han transformado en un importante atractivo turístico de la región.

Seis kilómetros de pasarelas

Cerca de 6 kilómetros de pasarelas elevadas del suelo lograron intercomunicar completamente a los embarcaderos con las casas y entregar la necesaria continuidad peatonal a la caleta. Una de las gracias de las pasarelas es que se afirman en mínimos puntos de apoyo y que respetan la rica vegetación que se desarrolla bajo ellas. Tal condición hace del poblado una unidad paisajística, con características ambientales propias que definen y otorgan una identidad particular que caracteriza a la comunidad que habita este territorio.

El Divisadero TV
Entrevista al subsecretario de Economía en Aysén
Ver todos
Noticias Recientes
Turistas volcaron en las cercanías de Puerto Guadal
Escaladores logran destacada participación en Nacional Juvenil
Aisén Reserva de Vida; el libro
Gasfiter certificado por Sence denuncia que servicios públicos no reconocen sus competencias
Portada
Cultura
Festival Patagonia Poesía suma nuevas fechas y expositores
Panoramas
Muestra museográfica en Villa Mañihuales