El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Esperando la Reforma
Roxana Pey Tumanoff, Columnista - 13-07-2016

Hemos conocido hace pocos días el tan esperado proyecto de ley para reformar la educación superior chilena. Una reforma que había sido comprometida como elemento central del programa de gobierno, demandada por los estudiantes, académicos y rectores, necesaria y urgente a la luz de la profunda crisis que se arrastra por demasiado tiempo.

Los elementos principales del diagnóstico, que nos llevan a aseverar que la crisis es profunda, los conocemos de sobra: lucro, calidad irregular, segregación, endeudamiento de las familias chilenas y de los titulados, uso de cuantiosos recursos fiscales sin rendición de cuentas, desregulación, aumento de cobertura sin garantías, focos de corrupción, tráfico de influencias, competencia desleal, deterioro del sector público y un largo etcétera derivado de estos mismos elementos. Este diagnóstico se incluye en la primera parte del proyecto presentado por el gobierno que puede leerse en este link:

https://www.camara.cl/pley/pley_detalle.aspx?prmID=11224&prmBoletin=10783-04

La urgencia de una reforma profunda que permita superar esta dramática crisis nos ha mantenido expectantes y participativos. Mientras esperamos, año trás año, se suman más compatriotas afectados. Mientras esperamos, también continúa el enorme flujo de dinero que pasa a engrosar las ganancias del sector de educación del mercado.  Es por esto que, compartiendo el diagnóstico, ha generado gran inquietud la propuesta presentada.

Lo que inquieta y genera rechazo es la mantención del mercado de la educación superior. Baste saber que se anuncia la continuación del CAE, ese nefasto instrumento de financiamiento a la demanda que es el corazón del actual esquema.

Nos ha sorprendido a muchos que en el proyecto de ley, se incluyan articulados que aseguran un impedimento insalvable para alcanzar la gratuidad. “A partir del año siguiente a aquel en que se verifique,... que los ingresos fiscales estructurales representaron al menos un 29,5% del PIB Tendencial del país, en los dos años inmediatamente precedentes, las instituciones de educación superior deberán otorgar estudios gratuitos”, esta es la extraña forma que se usa y que aun queriéndolo y pudiendo hacerlo, restringirá las decisiones de futuros  gobiernos.

La propuesta de ley presentada fue modificándose en los meses precedentes, y fue conocida por los rectores de las universidades públicas exclusivamente a través de escuetas minutas o powerpoints. No podría extrañar entonces, la sorpresa al enterarnos de su contenido.

No nos queda más que esperar el debate en el parlamento y también en las comunidades universitarias. El rector Vivaldi de la Universidad de Chile ha convocado a sus tres estamentos a mantenerse en un estado de debate crítico y la mayoría de los rectores del CRUCH han expresado sus críticas. Fue muy claro el rector Aldo Valle en su columna que tituló elocuentemente “Más privatización que reforma”. No es necesario agregar nada más.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook