El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Más sombras en medio del destello de luces
Carmen Gloria Parés Fuentes, Columnista - 21-04-2017

Pese a las dudas que quedan después del Juicio Oral en contra de Mauricio Ortega, declarado Culpable y en espera de su Sentencia para el 2 de mayo próximo, sería lamentable para la principal víctima y sus hijos, víctimas también, repetir un Juicio de por sí maltrecho en pruebas y peritajes. Las mismas pruebas que irremediablemente serían usadas en una segunda instancia en caso de que fuese anulado el Juicio, mediatizado como ninguno que se recuerde en los llamados Femicidios.

Fuera del ámbito propiamente policial y judicial, que a la larga es el más breve, y de cómo fue presentado el caso tanto por la Fiscalía como por la Defensa, lo que queda es un largo camino para esta mujer que para nada nos resulta ajena y a la que francamente me da pudor seguir archi-nombrando, al menos en estos días. Un riguroso camino para su familia, que también pareciera necesitar una reconstitución y apoyo urgente.

Este caso también plantea cuestionamientos para las redes y grupos de mujeres que trabajan en la temática directamente, sea a nivel local o nacional, con sueldos o no. Así también interrogantes para el mismo Poder Judicial en cuanto a varios vacíos que este caso evidenció, como -a mi juicio- el nombramiento del Juez y Presidente de Tribunal, Sr. Rolando del Río, cuya participación final deja en evidencia esas colocaciones inentendibles en la Justicia Aisenina; el Poder Justiciero nombrado muchas veces en la ficción de Sanhueza Ramírez, Sombras en la Lluvia. Poder en boga y latente bajo la piel en cada rincón de Aisén, porque los nexos entre violencia y cierta ostentosa impunidad y re victimización permanente de las familias y sus jóvenes muertos, hace pensar que fuese un modus operandi la forma en que se establece o no Justicia en la región.

De todas maneras Fiscalía construyó un caso y logró acreditar una culpabilidad, cosa que en comparación con lo de siempre en Chile, es bastante. Sin embargo hay sucesos tan simples de hacer y comprobar y que pareciera que por poco tiempo o por esa inocencia a veces perversamente ignorante con que suelen argumentarse algunas ideas y actitudes propias de la vida en el sur, las cosas se hacen hasta cierta hora o hasta cierto punto.

Mostraban en el matinal del canal público la mañana de ayer, con un pequeño experimento de cámara, cómo fue la visión que tuvieron los dos testigos adolescentes, a 75 metros de distancia desde la casa hasta el lugar último del ataque y casi crimen, tomando en cuenta que eran cerca de las 5:30 de la mañana. Esa simple indagación periodística servía para descartar la importancia de esos testigos que señalaron que el sujeto era bastante más alto que Ortega. La visión no era de fiar, objetivamente no era una visión para argumentar toda una Defensa.

Y entonces un ramillete de periodistas-animadores-as, los mismos que durante todo el año mezclan y se hacen expertos DJs de las variadas temáticas de un matinal para la Sra. de la casa mientras hace sus cosas de la casa, la nana y los niños y niñas, las abuelas y abuelos y hombres caseros, nos restregaban una vez más, como expertos criminalísticos, las fallas en este juicio, las cosas inexplicables, la poca o nula prolijidad.

Pese a esto, insisto, es un Fallo que a quienes vieron verdad en N. Rifo Ruiz y cómo contó y construyó ella su propio relato frente a su propia tragedia, ese testimonio que puso la carne de gallina a mucha gente en el Juicio, el mismo que la hace para bien y para mal ser protagonista tanto de los matinales como de las noticias más duras y de la admiración de muchas mujeres y hombres por su fortaleza única, este Fallo es un logro para toda la lucha contra la violencia sobre las Mujeres, y espero que reivindique el trabajo hecho por la Justicia aisenina hasta aquí, bien pobre en algunas áreas, bien molesto.

Ahora pasa poco a poco lo mediático y se viene lo real, lo común de todos los días, y es ahora que hay que estar más presentes, haciendo redes que colaboren en proteger a esta mujer y a sus hijos y a muchas mujeres que se juegan el pellejo, solo por ser mujer, como canta la gran Poeta, así como por apoyar a otras mujeres, vulnerables hasta el hastío máximo de este desequilibrado Patriarcado, dificilísimo de doblegar para construir un presente y futuro evolucionado, porque coopta de varias formas y con muchas máscaras, coopta a buen número de las mejores exponentes y profesionales femeninas con un falso sueño de igualdad y empoderamiento.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook