El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
A propósito de la nieve: La fórmula es una sola, planificar
Coronel José Provoste Sepúlveda, Director Regional de Gendarmería - 17-06-2017

No es sorpresa para ninguna de las personas que vive en Coyhaique y leen esta columna los estragos que causa la nieve cuando se deja caer sobre la Patagonia, los nacidos y criados en la zona, seguramente más habituados a estos episodios, continúan con relativa normalidad sus rutinas, y digo con relativa normalidad porque los cortes de luz, fibra óptica, disminución en el servicio de transporte público y los impactos propios del hielo en las viviendas, calles y caminos en general, obviamente impiden realizar las labores de la forma que habitualmente lo hacemos.

Gendarmería de Chile no está ajena a estos eventos, nuestro grupo de traslado debe continuar con sus comisiones a diario y los recintos penitenciarios deben seguir funcionando, estar preparados para dar continuidad a los servicios es parte de nuestro trabajo.

La misión que nos ha encomendado el estado es clara “Contribuir a una sociedad más segura, garantizando el cumplimiento eficaz de la detención preventiva y de las penas privativas o restrictivas de la libertad a quienes los tribunales determinen, proporcionando a los afectados un trato digno, acorde a su calidad de persona humana y desarrollando programas de reinserción social que tiendan a disminuir las probabilidades de reincidencia delictual” y por ello debemos esforzarnos porque esta tarea no sea interrumpida por el estado actual del clima.

Desde ese punto de vista contar con grupos electrógenos operativos, y stocks críticos ya sea de medicamentos básicos y alimentación, es algo que debe estar siempre en nuestra planificación, algo similar es lo que debe ocurrir con nuestros vehículos, y por supuesto con nuestros funcionarios.

Por lo pronto nuestras unidades penales no han visto alterado su régimen interno a pesar de las novedades que acompañan a la nieve, tal vez lo único que se retrasó un poco fue parte del trabajo administrativo debido al corte de fibra óptica, lo que en ningún caso significó la paralización de la gestión.

Esta continuidad en nuestra labor no sería posible sin el compromiso que existe en los funcionarios de Gendarmería, quienes a diario honran el lema que rige la Institución “Labor Omnia Vincit Improbus” (El trabajo todo lo vence) ni tampoco sin el compromiso que deben tener las jefaturas con quienes se desempeñan bajo su mando, en circunstancias cómo éstas, si ha operado el criterio para entender las complejidades que enfrentan quienes se desempeñan en el servicio, un jefe que se preocupa por sus funcionarios sin duda recibe reciprocidad traducida en compromiso.

El mal clima se mantendrá al menos por unos días más y más allá de lo linda que se ve la nieve, debe primar en todos nosotros, como sociedad, la solidaridad. Cuando hay inclemencias climáticas siempre hay personas que lo pasan mal y el momento se hace preciso para sacar lo mejor de cada uno y así como en Gendarmería nos esforzamos por seguir funcionando con normalidad, lo mismo debemos hacer como comunidad apoyando a quienes no lo está pasando bien.

Finalmente la reflexión es la siguiente, los imprevistos siempre ocurren, lo importante es disminuir su impacto, en el caso de las instituciones públicas y los organismos de protección civil que tienen un considerable aumento de trabajo durante estas fechas, la fórmula es una sola, planificación. Por ello la invitación es a planificar también en nuestras casas y prever las consecuencias que puede traer esta oleada de mal clima, despejar veredas y techumbre, tirar sal, tener una linterna a mano y un stock mínimo de alimentos en el caso de los que viven más aislados, es algo que todos debemos considerar.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook