El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Reparación integral en salud: El derecho a (volver a) vivir
David Lambert Caviedes - Médico Programa de Reparación y Atención Integral en Salud (PRAIS) - Hospital Regional Coyhaique
Servicio de Salud Aysén, Columnistas - 19-07-2017

El 11 de marzo de 1990 el dictador Augusto Pinochet, vencido por la resistencia de las organizaciones populares y la presión mediática internacional, entregó el mando presidencial a la primera autoridad democráticamente electa desde el golpe al gobierno popular. 

En un acto cargado de emotividad e inmersos en un clima de temor e incertidumbre, se dio por finalizado uno de los periodos más crueles, devastadores y violentos de la familia chilena. La nación amanecía del horror desnuda y huérfana tras 17 años de padecimiento, con la obligación de levantarse y aprender a caminar en un mundo de posguerra. 

Comenzó así la compleja tarea de esclarecer la verdad, juzgar y condenar a los culpables, encontrar a los desaparecidos, rehabilitar a los heridos y reconstruir el tejido social. Los primeros equipos de salud conformados para reparar el daño producto de la violencia política surgieron con el hallazgo de 19 osamentas de ejecutados políticos en una fosa clandestina al norte de Pisagua, en junio de 1990. 

Trece años después el informe Valech estableció la necesidad de crear formalmente un programa dedicado a la atención de las ya más de 40.018 víctimas reconocidas y sus familias, como parte de las obligaciones del Estado en materia de reparación. Se estima que la cifra total de afectados es de unos 800 mil. 

Actualmente, el Programa de Reparación y Atención Integral en Salud (PRAIS) cuenta con 8.039 beneficiarios inscritos en la región de Aysén. Lejos de la creencia popular, la reparación en salud no consiste en una cartera de privilegios asistenciales -la gratuidad de las prestaciones resulta una condición imprescindible cuando un Estado pretende resarcir los daños que les ocasionó-, sino más bien en un conjunto de acciones de rehabilitación física, psicológica y social asociadas a la consolidación un enfoque de derechos en las prestaciones brindadas en cualquier establecimiento de la red. 

De forma transversal, sistemática y sostenida en el tiempo, se propone la generación de satisfacción y garantías a quienes fueron violentados por la misma institucionalidad que hoy pretende reestablecer confianzas y asumir el único el rol que le compete para con sus usuarios: protegerles y promover su desarrollo y realización individual y colectiva. 

Tan ambicioso propósito requiere de la participación y compromiso de diversos sectores de la sociedad y no solo de aquellos convocados por su proximidad al quehacer sanitario o humanitario. Para conseguir una reparación integral en salud el objetivo debe ser la construcción de una sociedad basada en el respeto a los derechos humanos. 

Desde el PRAIS Aysén, junto con atender las necesidades de salud ocasionadas por la violencia política prestando asistencia directa a los beneficiarios y articulando los recursos de la red pública, promovemos iniciativas que convocan a la comunidad organizada e instituciones públicas y privadas sin fines de lucro a expresarse, dialogar y buscar soluciones colaborativas acerca de la problemática de derechos humanos en y desde la región. 

Es así como desde el PRAIS hemos comenzado una serie de iniciativas que buscan generar instancias de diálogo con la comunidad. Por ejemplo, el lunes recién pasado homenajeamos -junto con organizaciones de usuarios- a funcionarios de nuestro Servicio de Salud destacados por su labor en la defensa de los derechos humanos y las víctimas en dictadura. 

Otra de las actividades programadas es para el próximo 25 de julio, donde hemos convocado la conformación de un “Foro Regional sobre Memoria, Verdad y Derechos Humanos”, con el deseo de crear una instancia de análisis y cooperación que parece impostergable a la luz de los mediáticos acontecimientos recientes. 

Además, caracterizamos epidemiológicamente a nuestros usuarios para conocer mejor sus necesidades; capacitamos a equipos de salud de Coyhaique y la región, y formamos una mesa bipartita con los beneficiarios para el desarrollo de soluciones participativas. 

Queremos sentar un precedente a nivel nacional para revitalizar y proyectar la labor de los equipos PRAIS en la obtención de una reparación integral en salud, y vencer desde nuestra postergación una sombra de desidia y olvido por un presente y futuro más humanos.

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook