El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
Pez globo
Carmen Gloria Parés Fuentes, Columnista - 13-10-2017

1929-2017.  Con 88 añitos, por estos días de vicisitudes en toda índole, Coyhaique se yergue en un nuevo y vital aniversario, con sus arquetipos, complejidades y tardes sencillas. Siempre dan ganas, “siempre”, de soltar todo y largarse. La aventura, la expansión, la belleza y la lealtad a la tierra van de la mano con la ensoñación de un “Coyhaique” en perspectiva, de un Aisén como un pez globo. Un recuerdo que tiene tanto de real y otro tanto de ideal y que a veces beneficia el alma y otras acongoja la cabeza en medio del cemento y la ciudad indolente, pero cuya ciudad a pesar de “que endurece las palabras de amor”, entrega perspectiva.

 Calmo la pesadez o angustia que puede provocar esta soledad, que es más real que la de estar camino a Península Levicán, en el breve paisaje de Sierra cercano a Puyuhuapi o en algún paraje frío del Portezuelo Ibáñez, con la miel de las amistades y las ideas, los libros y los recuerdos de tiempos pulcros. También y sobre todo con los Mates mañaneros, rito de amargo tenor que gozo con 7 brazos. Nunca escupí los tres primeros mates. ¿Será tarde para empezar a hacerlo, amigos coyhaiquinos? 

Nacidos y Criadas, llegados y avecindadas, nacidas e idos a otros parajes, ¡igualados! A todos y todas saludo y les deseo buena vida presente, día a día. Además, ¡celebren! Celebre Nicole, a la que hace poco escuché por cuña de la Cooperativa, a propósito de las tarifas rebajadas por consumo eléctrico, en que la región sale favorecida, y también Cabrero, donde vive mi padre, un silente funcionario público del Servicio de Salud Aysén entre 1980 y 1986 cuando se siniestró gravemente con consecuencias no fatales pero sí quedando a medio morir saltando, lo que hace de este hombre en sí mismo un paradigma muy literaturizable, pues ha llevado día a día, hasta el presente, todas las consecuencias de esa grave enfermedad por asombro. Con él llegué a Coyhaique, y dispense mi auto referencia que ha sido elemento en lo que escribo, a pesar de las palabras que me dijera hace años una vecina ilustre como es María Isabel Quintana, cuando después de leer algo sobre la muerte de mi madre y su cortejo pobla’ pasando por la Alameda en Santiago, me dice que es demasiado personal para hacerlo literatura. ¿Qué es literatura? ¿Qué es personal, cuando la muerte y los dolores son universales? Se puede criticar la forma, no lograda, seguramente. Los temas y fondos, son libres.

La “Literatura” es un concepto que cada quien acomoda y define de acuerdo a su naturaleza y a sus intereses. En torno a ella y breve como un avistamiento de luciérnagas, quiero desplegar un par de ideas sobre la gravitación literaria acá, allá y acullá, ahora que se lanzan más libros, que se hizo un coloquio de convocatoria entre VIP y Bah!,  ahora que vuelan las plumas y que podemos hacer el intento, en la próxima, de aplicarle medición de Género.

1ra Idea. Lo que se edita y se rotula. En un modelo amplio en la Literatura cabe todo, así como si la Patagonia empezara en San Fernando para dar más allá de Tierra del Fuego. Cabe desde la escritura de la Biblia, sublime crisol de labia de pueblos antiguos, que termina siendo  prosa y verso del pueblo hebreo; desde eso hasta prácticamente toda la Historia, la No Ficción. Es un concepto tan amplio que queda cómodo para lucrar y enseñar y muy incómodo en ocasiones, pues obliga a cierta tolerancia, donde no hay nada que tolerar. Pues bien, cuando buscamos leer algo literario no buscamos, creo aún, ninguno de esos extremos. Es otra cosa, más como una mariposa que como un producto lógico cultural que nos haga sentido o nos dogmatice o represente o repare y no es que una mariposa no haga sentido. Es que en sí misma lo es, los 5 sentidos y tal vez más, la intuición, el tercer ojo fulguran en su existencia tan particular. De eso falta mucho hoy entre los libros, en la región y en todo el mundo. De eso se está llenando la lista de animales extintos o en vías de extinción.

 2da Idea. Cómo edita una editorial. Viendo libros, ferias y encuentros de o con editoriales “independientes”, me pregunto ¿qué es lo independiente? ¿Que el equipo editorial no tiene jefatura ni arriba ni entre ellos? ¿Que no marcan tarjeta ni son evaluados por un servicio? ¿Qué la plata la ponen socios y equipos, o viene de las ventas de los y las autoras, en un caso ideal? Cuando la Radio Biobío por años dijo o dice que es Independiente, ¡Independiente de Verdad! me sigo preguntando ¿a qué se referirá? Independiente de qué o de quiénes o de cuáles ideas. Pues parece un chiste que la principal figura de esa radio está en la TV y hasta los suspensores se los copió a un periodista norteamericano. 

¿Qué es la literatura, hasta dónde es? ¿Qué es la independencia de una editorial? 

¿Qué es un nuevo aniversario sino repetir y repetir un modelo para armar?  

Videos
Ver todos
+ Artículos de
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook