El Tiempo, Coyhaique
Busqueda
El periodismo y su permanente vínculo ciudadano
Redacción, Diario El Divisadero - 13-10-2017

Las distintas encuestas que realizan las empresas especializadas, los medios de comunicación y las que encarga el propio Gobierno, permiten comprobar las sensibilidades temáticas de la gente, sus opiniones frente a materias ciudadanas o simplemente frente a las siempre vigentes demandas sociales insatisfechas.

Cuando un ciudadano o ciudadana común y corriente recurre a la prensa para plantear sus problemas referidos a los más diversos temas, es porque algo no funciona bien, es porque la institucionalidad simplemente no ha sido capaz de ponerse en el lugar de la gente, dándole a los medios de comunicación, un rol protagónico en la siempre compleja pero necesaria misión de ser agentes de colaboración social.

Entonces no nos asombremos de la tremenda distancia existente entre la percepción ciudadana y la realidad de las estadísticas, una brecha cada vez más grande, y en términos simples, se expresa en actitudes y acciones de la comunidad que dejan en evidencia falta de credibilidad y fundamentalmente, de confianza para con las instituciones fundamentales del Estado.

Si analizamos el listado de necesidades sociales, claramente podríamos incorporar muchas, pero aquellas de sentido común o prioritarias, han sido y siguen siendo prácticamente las mismas; más seguridad en las poblaciones, respuesta policial rápida y efectiva a las denuncias, nuevos y mejores caminos, calles pavimentadas, más recintos deportivos, sedes comunitarias, alcantarillado, viviendas, y otras peticiones, son parte de esas demandas de primera necesidad que en este y anteriores gobiernos han marcado la preocupación ciudadana.

No es nuestra labor juzgar cómo lo ha hecho cada autoridad y también los parlamentarios en acoger y asumir esas demandas como temas prioritarios de su gestión, de su compromiso para con la gente, pero claramente y a la luz de la percepción ciudadana, el hecho que existan aún tantas materias pendientes, temas que han sido recurrentes en este y otros gobiernos, demuestra que las demandas territoriales no son simples de atender y que muchas veces ni el manoseado argumento de la falta de recursos es el responsable, sino que el excesivo centralismo de nuestro país y las escasas facultades que delega el gobierno nacional a las autoridades regionales.

Por ello es que muchas veces se siente en la ciudadanía cierta indiferencia, un escepticismo que tiende a exacerbarse cada cierto tiempo y ante coyunturas muy particulares. Desde nuestra mirada periodística, desde nuestra capacidad de recoger las sensaciones ciudadanas, creemos que siempre será necesario un mayor acercamiento de las autoridades hacia la ciudadanía, mecanismo absolutamente validado por la propia Presidenta Bachelet para que el Gobierno se precie de tal (de ciudadano) y para que la gente pueda interactuar mejor con las autoridades.

Videos
Ver todos
Twitter
Portada
Editorial
Ver todas
Facebook