¿Un nuevo Puente Cau Cau en tierra o un escándalo educacional?
Irma Mansilla Oyarzún - Profesora Jubilada
Columnista, Colaborador - 14-03-2018

Me refiero al estupendo e imponente jardín infantil Troperitos del Valle, que se encuentra en el sector de Valle Simpson, exactamente en la intersección hacia la Ensenada por un lado, hacia Lago Elizalde por otro y lo más cercano hacia la nueva y flamante población por el sector izquierdo de la carretera.

No puedo dejar pasar un día más sin denunciar abiertamente la inoperancia e insensibilidad de las autoridades que tienen competencia en este tema, frente a este drama que vienen experimentando las vecinas y vecinos desde hace algunos años.

No es posible que durante casi 4 años esté construido ese establecimiento educacional sin poder ser ocupado por los expectantes y demandantes pequeños del sector.

Veo con alegría cómo se acaban de inaugurar otros jardines infantiles en otros puntos de la región y sin embargo, a escasos kilómetros de la capital regional uno de ellos sigue sin concluir y si poder ser utilizado.

Me sumo a la impotencia de tantas familias que han visto truncadas sus esperanzas en cada marzo que llega. Primero como mujer y luego como educadora, siento el deber de publicarlo, pues no son pocas las madres y abuelas que han visto frustradas sus esperanzas por no poder salir a trabajar o no tener las herramientas necesarias para guiar a sus hijos/as en las diferentes áreas socio y psicopedagógicas.

Con autoridad para hablar en este aspecto, pues he tenido la suerte de trabajar in situ, en diversas localidades alejadas de la capital regional y con orgullo he visto de cerca los avances de infraestructura e implementación de dichos establecimientos educacionales.

Quizás más de alguien podrá decir ¡y antes cómo las abuelas no se hacían problemas! Pero por favor, estamos en otro siglo, otra era, avances tecnológicos, otra sociedad en que se hacen necesarios estos establecimientos para una educación de calidad desde la más tierna infancia, término que hemos escuchado innumerables veces.

Con esto quiero solo ser un aporte más en las demandas de los habitantes de Valle Simpson y seguiré solidarizando y apoyando en todo lo que sea necesario.

Espero que los educadores de corazón apoyen en esta causa y condenen esta vergüenza regional.

El Divisadero TV
Las casas más antiguas de Coyhaique
Ver todos
Noticias Recientes