11 de septiembre: la derecha y la capacidad de relativizar todo
Erik Adio Maldonado, Administrador Público - Magister en Comunicación Política - 12-09-2018

En 1974 en un informe enviado por Junta Militar chilena a la Organización de Estados Americanos (OEA) daba respuesta al informe emanado desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sobre la situación de los derechos humanos en Chile, los militares chilenos respondían así:

“Dada las características de los hechos acaecidos en Chile el día 11 de septiembre y siguientes, donde adeptos del gobierno anterior disparaban sin contemplación sobre la tropa y esta se veía en la obligación de contestar, los caídos y desaparecidos en ambos bandos fueron muchos. Hasta el día de hoy existe el caso de soldados que, debido a la acción de los extremistas, no han sido encontrados. Con esto se quiere poner de relieve que las características propias de lo que sucedió en Chile escapan a una situación normal y, por ende, es imposible tratar de aplicar normas y procedimientos de un estado de convulsión. De ahí que en algunos casos excepcionales, y debido al fragor de la lucha, haya desaparecido un pequeño número de personas.

Es inútil hacer presente, además, que en muchos casos personas que se han dado por desaparecidos se encuentran en la clandestinidad ejecutando actos contrarios al Gobierno o han abandonado subrepticiamente el país. Es decir, nos encontramos ante el hecho de que el Gobierno de Chile para responder adecuadamente sobre la materia que se hacen, necesitaría hacer un catastro de todos los extremistas que clandestinamente hay en Chile y de todos los chilenos que hay en el extranjero. No es necesario argumentar sobre la imposibilidad de dicha medida”.

Hoy sabemos que en Chile se reconoce como víctimas de violaciones de los derechos humanos por agentes del Estado o personas a su servicio a 2.920 personas, desde 1973 hasta 1989 desaparecen 1.193 de estas. Se reconoce como los principales ejecutores de estas acciones al Ejército, Carabineros, Policía de Investigaciones, Fuerza Aérea (FACH), Marina, DINA, SIM, Agentes del Estado o Seguridad, Comando Conjunto, CNI (ex-DINA), FF.AA. extranjeras, DINA. Todos ellos negaron sistemáticamente su participación en violaciones a los derechos humanos.  

El relativismo de este informe no es más que una constante de aquellos que pretenden jugar al empate cuando hablamos de derechos humanos, como si de alguna forma existieran violaciones legítimas o contextos históricos que legitimen la violencia del Estado. Son estos mismos, que hoy nos hablan de unidad, dialogo, invitándonos a olvidar nuestro pasado; aquellos que con su retórica lacaya rinden pleitesía al golpe militar, mientras mesuran su discurso, no así su sentir y actuar.  

En definitiva, justamente aquellos que nos decían en dictadura: “es imposible tratar de aplicar normas y procedimientos de un estado de convulsión. De ahí que en algunos casos excepcionales, y debido al fragor de la lucha, haya desaparecido un pequeño número de personas”. 

El Divisadero TV
Entrevista al subsecretario de Economía en Aysén
Ver todos
Noticias Recientes
Puerto Cisnes: Detienen a dos sujetos e incautan marihuana y clorhidrato de cocaína
Caminata canina de 2K se realiza este sábado en Coyhaique
Sindicato pide al Gobierno gestionar celeridad en ejecución de planes de empleo en Chile Chico
Consejeros priorizan instalación de mamógrafo en Hospital de Cochrane
Portada
Cultura
Los talleres del área formativa que trae el festival Patagonia en Escena 2018
Panoramas
Muestra museográfica en Villa Mañihuales