¿Debemos liberar al cóndor y al huemul del escudo nacional?
Rodrigo De Los Reyes Recabarren, Abogado - 15-02-2020

“Los chilenos tenemos en el cóndor y el huemul de nuestro escudo un símbolo expresivo como pocos y que consulta dos aspectos del espíritu: la fuerza y la gracia. Por la misma duplicidad, la norma que nace de él es difícil. Equivale a lo que han sido el sol y la luna en algunas teogonías, o la tierra y el mar, a elementos opuestos, ambos dotados de excelencia y que forman una proposición difícil para el espíritu”.

(“Menos Cóndor más Huemul” Gabriela Mistral, El Mercurio, 11 de de julio de 1925, Santiago de Chile)

Nuestra historia oficial enyugó al huemul con el cóndor en el Escudo Nacional. No se entiende el uno sin el otro. Cada una de estas especies aporta al imaginario nacional, con sus destrezas y cualidades, elevadas, muchas veces hasta la adoración.

Buscando una familia de huemules me interné en aquellos lugares donde la media montaña abre paso a riscos, rocas, quebradas, gargantas de piedra tatuadas por invisibles senderos que se burlan de los profundos abismos. Siguiendo esas huellas esculpidas en la neblina de la mañana me vi de pronto en las azules puertas de la morada de nubes y cóndores. No había vuelta atrás. Cada paso equivocado podía ser un salto al vacío, ese imán que captura con una extraña magia. Cuando se terminaba la roca y el cielo se podía tocar, por segunda vez, encontré un nido de cóndores, lo que no es un hallazgo menor. Lo cuidaba “Eva” la bauticé así, en homenaje a las mujeres que creen en un Mundo Mejor.

Eva, me dio la bienvenida, y no quiero entregar muchos detalles para protección del nido, pero todo indica que aún no salía a buscar su almuerzo, pues el buche no se nota (cuando los cóndores se alimentan el buche se les hincha y se asoma por el pecho- parece un huevo-  en medio de las plumas) se aprecia que es un ejemplar magnifico y bien alimentado. Al parecer cuidaba el nido donde estaba el “pollo” “pichón” “condorito” que debe haber nacido a fines del año anterior. ¡Todo un hallazgo!

Una antigua leyenda Tehuelche narra que los huemules provienen de la luna. No sé de donde vendrán los cóndores, pero si sé que fueron grandes amigos del pueblo tehuelche y, también, de los pueblos originarios de América. Me gustaría que el Estado chileno, mediante un Estatuto especial, y no por la Ley de Caza, le otorgue la protección necesaria. Para nuestros pueblos originarios el cóndor era sagrado. “El Manque”, en lengua nativa. El “Mensajero de los dioses”

La pregunta con la que inicié esta columna surge después de leer un Informe que destaca que el hábitat de nuestros emblemas patrios está estrangulado, fragmentado, por varias razones, pero la principal es que falta una conciencia ciudadana sobre la importancia del cuidado de nuestra fauna y avifauna nativa.

Hoy tuvimos una provechosa jornada de trabajo con el Director Regional del SAG, Región de Aysén, Matías Vial Orueta, y con el Secretario Regional Ministerial de Agricultura, Felipe Henríquez Raglianti; el Director de Conaf, se excusó por razones atendibles: se celebra el Día del Brigadista de Conaf (mis saludos para esos heroicos hombres y mujeres). Obtuve el compromiso de #Minagri que están poniendo sus mejores equipos técnicos y tecnología para la protección y Conservación de la fauna y avi fauna nativa. Esto nos llena de esperanza, de no ser así tal vez llegue la hora de liberar, excusar, a estos nobles representantes del alma chilena, de ser la impronta de la Patria en nuestro Escudo Nacional. 

El Divisadero TV
Emprendedores de Aysén.
Ver todos
Noticias Recientes
Mujer fue detenida por receptación flagrante de teléfono celular
Vecina de Ribera Sur preocupada por constantes robos: ahora se llevaron la reja de su casa
Se declara Alerta Temprana Regional por riesgo de incendios forestales
Red Regional de Salud realiza simulacro por coronavirus
Portada
Cultura
Presentan cartelera cultural 2020 para Coyhaique
Panoramas
Aniversario Islas Huichas