Una relación fría y distante
Redacción, Diario El Divisadero - 30-06-2020

En estos dos años y 3 meses de gestión, y ya en pleno segundo tiempo, la paciencia de la ciudadanía se agota y comienzan a hacerse más latentes las señales de insatisfacción que recaen sobre la actual administración que lidera el Presidente Sebastián Piñera, marcada hoy por una fuerte impopularidad y una serie de problemas que han debilitado enormemente su desempeño.

En Aysén, estos 27 meses de Gobierno han sido de dulce y agraz, y seguramente el propio Oficialismo lo tiene así de claro. Hoy existen parámetros relativamente objetivos para poder definir una evaluación seria de la gestión y la labor gubernamental. Y como las encuestas mandan, el Oficialismo está muy preocupado, con un Presidente Piñera que goza de una pésima popularidad y una opinión pública que aún se siente sumamente insatisfecha con la marcha del Gobierno. Y aún cuando en nuestra región no se aplican encuestas, sí se deduce que los resultados de las que se realizan desde Santiago, tienen un correlato regional. Así las cosas, y apelando al siempre certero y emocional factor de la percepción ciudadana, se llega a una conclusión bastante contundente; el Gobierno está estancado, acorralado por la ciudadanía ya que no su desempeño es fuertemente cuestionado y rechazado por la comunidad.

Esa verdad por cierto que podría explicar la distancia o poca empatía que la actual administración tiene con la ciudadanía.  Y si de ejemplos se trata, hemos advertido situaciones donde queda de manifiesto que en el entorno del Gobierno y de sus representantes en la zona, pasan cosas que políticamente son extrañas. 

Insistimos que la relación de la Intendenta con los legisladores de Gobierno y de Oposición es muy es distante, con una evidente falta de interacción, y desde los partidos políticos tampoco se nota una sintonía ni afinidad muy estrecha con la primera autoridad regional, con la excepción por cierto, de Evópoli, partido al cual pertenece. Algo pasa y eso es evidente. 

No cabe duda que hay insatisfacción, distancia, tensión o simplemente, y sería lo peor, absoluta intolerancia. Creemos que ha llegado el momento de aprovechar esta contingencia para poner la atención en la gestión a nivel regional. Aysén es un territorio de escasa población y grandes problemas, cuyos habitantes anhelan, como en cualquier otra zona del país, que al menos avancemos de la teoría a la práctica, y se puedan visibilizar más y mejor las aspiraciones ciudadanas. 

En lo político, se advierte, se siente y se escucha que las cosas no caminan bien, y tal vez sea el momento de que los protagonistas de esta realidad, Chile Vamos y todas sus fuerzas, los asesores de confianza, los parlamentarios del sector y ciertamente que también desde La Moneda, trabajen por enmendar el rumbo, porque los problemas se deben solucionar y no esconder.

El Divisadero TV
Covid-19: ¿Qué significa estar en Fase 4 de la pandemia?
Ver todos
Noticias Recientes
Hogar de Mayores Obra Don Guanella inaugura sistema de paneles fotovoltaicos
Conaf envía leña a adultos mayores de Islas Huichas
Modalidad de atención con estrictas medidas de seguridad sanitaria realiza Registro Civil
Parte entrega de material pedagógico a docentes para apoyar Plan de Educación Ambiental
Portada
Cultura
Wiñol Tripantu: relatos mapuche y williche sobre el inicio de un nuevo ciclo
Panoramas
Posibles escenarios de recuperación de la actividad Turística